Bienvenidos
Compra libro
Índici del libro
Guia de construcción
Capítulo 12

Capítulo 11: DiseĖo y construcción de tanques sépticos

Las siguientes gráficas ilustran un tanque séptico de ferrocemento que fue construido en 1975. Se ha utilizado continuamente y permanece en condiciones perfectas (contrario a la experiencia de muchos ingenieros y operadores bien respetados de plantas de aguas residuales) el cemento no se ha deteriorado. Quizás esto es debido a la dureza del mortero, descrita en capítulos uno y nueve; 550 a 850 kgf/cm2 para la mezcla del yeso del ferrocement contra 175 kgf/cm2 para la mezcla de hormigón estándar.

El grueso de las paredes caria de 3,8 a 7,6 centímetros. El área gris representa la materia orgánica que está flotando. Agua residual más pesada que el agua se representan en gris oscuro en el fondo. Las flechas grandes indican la dirección del agua. Las flechas pequeĖas indican la dirección de los gases de descomposición (página siguiente).

Este tanque séptico no recibe agua gris del lavadero, del fregadero, o de los drenajes de los baĖos. El primer compartimiento fue vaciado en el aĖo 2000; la capacidad restante estimada era mayor de cincuenta por ciento (veintecinco aĖos de uso continuo). El lodo inferior fue utilizado para fertilizar jardines, y la estera superior de la materia orgánica se dejó en el tanque. Papel de baĖo biodegradable siempre se utilizo y no se introdujo ningún producto químico o bacterológico.

El primer compartimiento es 55 por ciento del volumen total. El segundo compartimiento es el 30 por ciento y el tercero el 15 por ciento. Cuando el primer compartimiento está semi lleno de lodo y de materia orgánica, el agua relativamente clara entre estos es aproximadamente el mismo volumen que el agua clara en el segundo compartimiento.

La mayoría de los diseĖos de tanque sépticos tienen solamente dos compartimientos. Un tercer compartimiento agrega a la protección del área del drenaje.

Las aguas residuales en este tanque se mantienen aproximadamente unos 45 días; en el primer compartimiento están un promedio de dos semanas cuando está lleno a la mitad. La mayoría de los códigos requieren una retención de un día de volumen claro en el primer compartimiento. Este límite de tiempo es insuficiente y ha causado que el agua subterránea se contamine en muchas áreas urbanas de los Estados Unidos. En las viviendas donde esto ocurre, se les ha requerido que se instalen un sistema de alcantarillado municipal. Además otra fuente de agua potable también es necesaria.

Los sistemas sépticos no son prácticos en áreas donde la población es densa, a menos que la descarga se dirija a las instalaciones de tratamiento de agua de la comunidad más bien que a los sistemas individuales. Hay casi siempre bastante áreas para utilizar el agua gris: en el jardín y en la irrigación de parques y áreas verdes donde los sistemas sépticos se utilizan con éxito.

Los tanques sépticos individuales se desbordan a un campo de drenaje según se ilustra abajo. La anchura (X) multiplicado por la longitud (Y) proporciona el área de la filtración, que se determina comprobando la absorción del suelo. La distancia (Z) indica la cama de grava debajo del tubo de desagüe, de 10 a 15 centímetros es común. El foso se llena de grava a una distancia similar a la superficie. Los arcos conectados se utilizan a menudo para crear una cueva en el fondo del foso. Esto substituye la pipa y la grava.

La profundidad del tubo de desagüe (P) debe ser lo suficientemente profunda para colocar el tubo de desagüe debajo de las raíces que puedan obstruirlo. El campo de drenaje no puede estar en un área donde los árboles están arraigados profundamente.

La profundidad (P) también está relacionada con la cuesta del terreno, un campo de drenaje que está en una cuesta requiere mayor profundidad para que el agua no emerja en el lado de declive.

La descarga de tanques sépticos, individuales o de la comunidad, que se dirigir a un sistema municipal son más baratos que los sistemas de alcantarilla que llevan toda la agua gris y la materia orgánica juntos. La colección de aguas residuales acredita del 70 al 90 por ciento de instalaciones municipales de sistemas de alcantarillado cuando toda el agua y las aguas residuales se combinan y se envían directamente a una localidad central.

Los sistemas de plomería que no mezclan el agua gris con las aguas residuales son buenos para el medio ambiente. El coste adicional de estos sistemas no es muy grande.

Las pruebas de filtración para encontrar el índice de absorción del suelo siguen procedimientos que pueden variar en información de acuerdo al area. La idea básica es determinar un área de absorción que sea suficiente para el uso previsto. Esto se logra generalmente cavando un agujero preliminar bastante grande para trabajar adentro de el. El agujero preliminar se localiza cerca del punto (L) en el dibujo. Un agujero más pequeĖo se cava en el agujero preliminar del área de trabajo para comprobar la absorción de suelo. Este agujero se llena de agua y se mide el índice de absorción. Si hay variaciónes en el tipo del suelo, (en distancia Y), se cavan hoyos adicionales en los extremos del agujero preliminar para estimar la absorción del suelo.

La razón principal para checar las diferentes áreas de absorción total del suelo es porque los organismos anaerobios crecen en el fondo y en las paredes del área de drenaje mientras que alcanzan un equilibrio con los organismos del suelo. Estos organismos anaerobios mueren y son consumidos por los organismos aerobios en el suelo. El crecimiento de estos organismos es en el fondo y en las paredes del foso, donde la grava toca el suelo. Estos retardan el flujo de agua del drenaje y también logra la purificación final del agua residual. La temperatura y la biología del suelo tienen un gran efecto en esta capa organica y explica mucha de las diferencias regionales en las fórmulas empleadas para calcular el área requerida de drenaje total.

Si los cálculos del área de drenaje se basan en un factor de uso que incluye toda el agua gris y las aguas residuales, el área de la filtración será más grande de lo necesario (si el agua gris se utiliza posteriormente para la irrigación). Un método para dividir el flujo de agua, el “estancar” --donde la mitad del área de drenaje se usa mientras que la otra mitad se mantiene estatica--, se puede instalar si se desea; instale una pipa de la salida del tanque séptico para poder dirigir el agua a otras pipas para separar el campo de drenaje (Y) a la mitad. Una barrera de arcilla en la grava entre las dos mitades mejora la eficacia de separación.

La construcción de un tanque séptico en la tierra es similar al tanque superior abierto a menos que no haya necesidad de una capa externa de alambre fino. Los pedazos de la esquina se hacen según lo demostrado en la página 30. Teniendo una fuente de estos la voluntad lista acelera la fabricación de la armadura. Una rejilla de la barra del número tres en treinta a cuarenta cinco centímetros entre dos capas de alambre soldado con autógena es un horario de acero adecuado.

Los bloques de cemento de dos centímetros de grueso, con los alambres para unir a la armadura, separan el acero de contacto con el suelo. Construcciones de ferrocemento con esquinas rectas son los más fáciles de construir con el alambre soldado vendido en secciones planas; más bien que rodillos, esto elimina la necesidad de enderezar los pedazos de un rodillo para hacer las planas.

Dos capas de un producto cementicioso impermeabilizante se utilizó en el interior del tanque séptico ilustrado en este capítulo.









Capítulo 12